Inicio Ética y Sociedad Prepárate para la Gran Decepción IA

Prepárate para la Gran Decepción IA

10
0

La Perspectiva del Acontecer Tecnológico

En el umbroso futuro que nos aguarda, el año 2023 podría ser recordado como el cenit del alboroto tecnológico vinculado a la inteligencia artificial generativa, un período donde emergió, posiblemente, como la tecnología de propagación más veloz en la crónica humana, y donde la visión de riquezas auspiciadas por la IA se volvió moneda corriente. No obstante, el 2024 se antoja como el año destinado para una indispensable recalibración de estas mismas expectativas.

Tecnología y expectativas

Análisis y Desafíos

Además de ser ambigua, la tecnología de IA generativa brilla por su capacidad de propiciar un notable aumento en la productividad en variadas asignaciones. Mas, la exageración previa desafa a la realidad, y por ende, los contratiempos que esta ofrece durante el año 2024 serán recordados con mayor nitidez.

Surge evidencia creciente de que tanto la IA generativa como los vastos modelos de lenguaje vierten inexactitudes y son proclives a la alucinación cognitiva—un fenómeno donde la propia IA fabula incoherencias, incurriendo en falacias. Las ambiciones de solventar estos tropiezos mediante el aprendizaje supervisado, instruyendo a los modelos para sortear fuentes o afirmaciones dudosas, se antojarán por demás optimistas. Dado que la arquitectura de dichos modelos se cimienta sobre la predicción del subsecuente vocablo, o vocablos en una secuencia, será tremendamente arduo asegurar que estas predicciones se anclen a verdades corroboradas.

Desafíos de la IA

Previsiones y Realidad

La previsión de incrementos exponenciales en la productividad a través de la economía, o las primeramente aclamadas incursiones hacia la «inteligencia general artificial» (AGI), no correrán con mejor suerte. La melodía sobre mejoras en la productividad mudará al señalamiento del fracaso en la implementación de la IA generativa por parte de las corporaciones como su causa.

Nos aproximamos a la conclusión, infinitamente más significativa, de que se requiere discernir cuáles labores humanas pueden ser realzadas por estos modelos, y qué tipo de entrenamiento adicional es menester para que los trabajadores lo hagan realidad.

Productividad y AGI

Cognición y Controversia

Algunos percibirán que fue un sueño quimérico el lograr algo que emule la elaborada cognición humana solo con la predicción de palabras. Otros apuntarán que la inteligencia está a la vuelta de la esquina. Muchos insistirán en hablar de los «riesgos existenciales» de la IA, obviando los errores actuales tanto como los riesgos mucho más mundanos (y consecuenciales) que su despliegue incontrolado entraña para el empleo, la inequidad y la democracia.

En 2024 seremos testigos más claros de estos costos. La IA generativa se adoptará en numerosas empresas, pero se demostrará como una «automatización insípida» que desplaza trabajadores sin entregar mejoras sustanciales de productividad.

Cognición y Democracia

Redes Sociales y Monopolios

La utilización principal de ChatGPT y otros modelos de lenguaje será en las redes sociales y la búsqueda en línea. Las plataformas perpetuarán la monetización de la información recolectada mediante anuncios digitales personalizados, mientras que la competencia por la atención del usuario se intensificará. La cantidad de manipulación y desinformación en línea crecerá, y con ella, el tiempo que las personas pasan frente a las pantallas, y los inevitables problemas de salud mental que esto acarrea.

Redes Sociales y Salud Mental

Innovación y Regulación

Advendrán más de IA, y el modelo de código abierto ganará algo de terreno, mas esto no será suficiente para obstar la emergencia de un duopolio en la industria, con y / dominando el campo con sus modelos colosales. Muchas más empresas se verán forzadas a depender de estos modelos fundacionales para desarrollar sus propias aplicaciones. Y debido a que estos modelos continuarán defraudando por su propagación de información falsa y alucinaciones, muchas de estas aplicaciones también serán motivo de desilusión.

Los llamamientos a acciones antimonopolio y regulación intensificarán. Las intervenciones antimonopolio no llegarán a buen puerto, ya que ni la justicia ni los formuladores de políticas tendrán la osadía de intentar desmembrar a las compañías tecnológicas más grandes. Habrá más movimientos en el espacio regulatorio. Sin embargo, una regulación significativa no llegará en 2024, por la sencilla razón de que el gobierno de los Estados Unidos se ha quedado tan rezagado respecto a la tecnología que primero necesita tiempo para ponerse al día—una deficiencia que se hará más evidente en 2024, intensificando los diálogos en torno a nuevas leyes y regulaciones, e incluso volviéndose más bipartidista.

Innovación y Regulación

Preguntas Frecuentes (FAQ)

¿Será el 2024 un punto de inflexión para la IA generativa?
Sí, se espera que sea un año clave para ajustar las expectativas y abordar los desafíos actuales de la IA generativa.

¿Cuál será el principal uso de ChatGPT?
Se prevé que su uso principal será en redes sociales y búsquedas en línea.

¿Podrán los anuncios antimonopolio y regulaciones efectivas cambiar la industria?
Aunque habrá un aumento en el llamado a la regulación, es probable que cambios significativos en la legislación y acciones antimonopolio no se materialicen en 2024.

¿Qué impacto tendrá la IA en el ámbito laboral?
Es posible que la IA genere «automatización insípida», que podría desplazar trabajadores sin lograr mejoras significativas en productividad.