Inicio Compañías Cómo la ciencia ficción creó las reglas de la IA

Cómo la ciencia ficción creó las reglas de la IA

47
0

Una Cumbre Decisiva

Antes de que diera inicio la cumbre internacional de inteligencia artificial en Bletchley Park hace un mes, decidí ir a un pub cercano para comer algo rápido. Un hombre tomó asiento frente a mí, sacando de su bolsillo un libro arrugado con la portada de Isaac Asimov, eminencia de la ciencia ficción. No podía ser casualidad. Asimov, en pleno siglo XX, predijo el impacto monumental que tendría la IA en nuestras vidas. Imaginó leyes que preservarían la integridad humana ante esta tecnología. El encuentro fue un recordatorio puntual; como políticos, debemos asegurar un resultado similar. En mi viaje a Londres, Tokio, Washington, Beijing y, por supuesto, Bruselas durante el otoño pasado, reflexioné sobre cómo estábamos redactando el primer libro de reglas mundial para regular procesos computarizados que rivalizan en velocidad y fuerza con nosotros, los humanos.

Imagina Asimov y la influencia de la IA

Dialogando con Gigantes

Mientras conversaba con políticos chinos en Beijing, su legislación modelo llamó mi atención. No distaba mucho de la nuestra en lo técnico, pero sí en el control estatal sobre la sociedad. En Estados Unidos, afrontando previamente una postura menos reglamentada, surgió la orden ejecutiva de la administración sobre IA a finales de octubre. Y aquí, en Europa, negocié en nombre de la UE dentro del grupo G7, donde logramos establecer legislación vinculante a nivel mundial: un código voluntario para los desarrolladores de IA que enfatiza en la responsabilidad, seguridad y compartición de información.

Diálogo internacional sobre regulaciones de IA

La Respuesta Europea

Europa ha respondido con celeridad a la demanda de una IA segura. El marco propuesto en 2021 cobró ímpetu ante la necesidad imperante de asegurar la tecnología en beneficio de todos. El triálogo — nuestra gran final entre la presidencia española, el parlamento y la comisión — duró 36 horas este mes, culminando en un compromiso histórico. La seguridad individual y la protección de los derechos humanos guían cada párrafo del acta en la emergente era de sistemas superinteligentes, que podrían, a la larga, superarnos en raciocinio.

El progreso de la regulación de IA en Europa

Riesgos y Recompensas

Hemos categorizado los riesgos de la IA desde los más benignos, como videojuegos y algoritmos para organizar correos, hasta los más delicados que deberán enfrentar regulaciones estrictas, como dispositivos médicos o aquellos que influyen en el comportamiento electoral. Los riesgos inaceptables incluyen aquellos que comprometen nuestros derechos fundamentales – piénsese en sistemas biométricos basados en religión o raza, el reconocimiento de emociones en el trabajo o la captura no específica de rostros con cámaras en lugares públicos. No obstante, somos conscientes de las potenciales ventajas de una IA segura y queremos convertir a la UE en un epicentro de la misma. Por ello, hemos decidido facilitar nuestros superordenadores a las start-ups y pequeñas y medianas empresas europeas, invirtiendo más de 1.000 millones de euros anuales en investigación de IA.

Los riesgos y beneficios de la adopción de IA

Protegiendo el Pensamiento Humano

Creo firmemente desde el inicio que el contenido generado por IA debe ser etiquetado, manteniendo así una especie de «derecho de autor humano». Estamos aprendiendo cómo la tecnología puede cambiar nuestra percepción de la realidad y la verdad. La inteligencia artificial opera con los datos que tiene a su disposición, ajena a la veracidad. En una era donde los pueden surgir inesperadamente, corremos el peligro de perder nuestra comprensión de la realidad. Eso me venía a la mente mientras el inglés de la mesa de enfrente evocaba las leyes de Asimov. Ahora, transformadas junto con otras medidas, en la primera norma europea, quizás se convierta en la base para futuras regulaciones a nivel mundial. Debemos mantener el control sobre los y la inteligencia artificial, asegurando que la verdad y los derechos humanos puedan prevalecer en el futuro.

Salvaguardando la creatividad y el pensamiento humano en la era de la IA

Preguntas Frecuentes Sobre la Inteligencia Artificial y su Regulación

¿Qué es una IA segura según la Unión Europea?
Una IA segura es aquella que está diseñada y regulada para proteger los derechos humanos, garantizar la seguridad y la privacidad, y que es responsable en sus acciones y decisiones, evitando dañar a los seres humanos.

¿Cuándo entrará en vigor la legislación sobre IA en Europa?
Aunque aún pendiente de confirmación por parte de los estados miembros y el Parlamento Europeo, la ley se implementará gradualmente, con una provisión completa estimada para el 2026.

¿Cómo afectará la nueva legislación a las start-ups y las pequeñas y medianas empresas (PYMEs)?
La Unión Europea planea hacer disponibles sus recursos supercomputacionales para el desarrollo y avance de estas empresas en el campo de la IA, además de una inversión significativa en investigación para impulsar la innovación y la seguridad en tecnología.